Skip to content

¿Puede la indagación ser un antídoto a la metáfora del aprendizaje de los contenidos curriculares?

abril 5, 2013

¿Puede ser la indagación un antídoto a la metáfora del aprendizaje de los contenidos curriculares?

¿Se podrá a través del uso de la metáfora de la indagación promover aprendizajes expansivos, profundos y significativos? ¿sustituir la institucionalización de los contenidos escolares en el ámbito educativo escolarizado y con ello trascender la fragmentación y compartimentación del conocimiento? ¿des-sujetar al docente y al estudiante de los límites que marcan los propios contenidos de tal o cual asignatura? ¿contribuir a que los estudiantes se asuman como viajeros curiosos del aprendizaje y no como turistas que se dejan conducir por un guía que puede inhibir su curiosidad y capacidad de exploración? ¿ayudar a que los viajeros hagan preguntas que los conduzcan a otros territorios de conocimiento poco o nada explorados?

¿Se podrá mediante “la indagación” que los estudiantes planteen sus propios problemas y que no sólo resuelvan aquellos que el profesor les presenta?

Obtener respuestas a estas y otras preguntas implica decidirse y aventurarse a: proyectar escenarios de aprendizaje basados en la indagación; jugar heurísticamente con distintas perspectivas y con ello aceptar que el ensayo y el error realzan la naturaleza temporal del propio aprendizaje del profesor; conjugar de distintos modos los elementos que en un aquí y ahora los “formonautas” consideran básicas  para el aprendizaje en y con la red.

Asumir la metáfora “El aprendizaje a través de la indagación en un diseño virtual invita de antemano a:

  • Pensar de manera distinta a lo habitual
  • Incluir la voz, experiencia, intereses y conocimientos de los estudiantes y visualizarlos como colaboradores activos.
  • Abandonar el enfoque de la enseñanza y privilegiar el del aprendizaje.
  • Dejar de lado a la fragmentitis, la necesidad de “cubrir temas” y la tentación de proveer la información.
  • Operar en zonas de desarrollo próximo y por ende en colaboración.
  • Asumir riesgos y salir de la zona de lo que es familiar y conocido.
  • Promover la indagación utilizando estructuras abiertas, colaborativas, y multidimensionales.
  • Recurrir a múltiples sistemas de conocimientos y de signos.
  • Habilitar la red en términos de explorador y productor de conocimiento.

Al utilizar la indagación y su proceso metodológico como estructura del diseño de un curso virtual se esperaría que los estudiantes:

  • Recuperen y usen conocimientos previos pero que también los confronten, expandan, supriman y refinen en su interacción con los nuevos.
  • Se desplacen hacia sus propias áreas de interés.
  • Vivencien el significado del conocimiento distribuido, situado y en acción.
  • Interactúen con otros contemporáneos, sean sus compañeros de viaje o viajeros que por su experiencia son expertos en tal o cual objeto del aprendizaje.
  • Recorran zonas de aprendizaje próximas.
  • Asuman un papel activo.
  • Hagan renuncias.
  • Participen en redes.
  • Experimenten el aprendizaje informático……

La tarea…..comenzar la travesía que te lleva de la idea a la acción!!

 

Anuncios

From → Uncategorized

3 comentarios
  1. Importante repensar nuestra postura educativa frente a las TICs, gracias Pitina por compartirnos tus conocimientos en este ámbito.

  2. Lorelí permalink

    ¡Pitina! Sí, y en esa aventura vamos varios… como tú dices es un juego, un juego creativo y responsable, abierto… Al leerte también pensé en la red como escenario para encontrar a otros viajeros, conversar, percibir y aprender de su experiencia. Espacios para coincidir son necesarios, para interactuar, preguntar… como los sitios web comentados de viaje o la calificación de los hoteles y hostales. Así como también expresar la propia voz. Platícanos más de tu propuesta. La indagación es un proceso complejo que convoca al sujeto -el investigador es su principal instrumento para la investigación- y que se aprende haciendo -situado, necesita reflexión…-. Se me ocurre algo, a ver cómo te suena: si en el camino son varios viajeros y abren espacios para conversar sobre el proceso de indagar, también resultará una lectura metacognitiva sobre el proceso y de ayuda para que el profesor tenga más insumos para mapear al grupo y las personas, sus necesidades, estilos de aprendizaje y cómo impulsarlos… Me imagino a un profesor muy presente pero sin llegar a invadir las trayectorias del viaje… ¿Cómo te suena? ¡Saludos!

  3. Estoy jugando para delinear una porpuesta virtual que cumpla con las características del aprendizaje en red y con las expectativas de lo que implica ser un viajero vs turista. Prometo comprtir y por supuesto intgrar sus sugerencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: